HOSPITALIZACIÓN

Hay muchas patologías en las que es necesario mantener al animal en la clínica bajo control para la administración de suero intravenoso o monitorización de constantes vitales. Antes, durante y después de una cirugía también se requiere de un periodo de hospitalización para la realización de perfiles preoperatorios de sangre, y posteriormente, la recuperación completa tras la cirugía antes de dar el alta.

En nuestro centro contamos con una amplia hospitalización, con jaulas para animales pequeños y medianos y jaulas más grandes (boxes) para perros grandes y gigantes. Además también contamos con una hospitalización aparte exclusiva para gatos y otra hospitalización para animales con enfermedades infecciosas, para evitar la transmisión de estas enfermedades a otros animales hospitalizados.

También disponemos de una incubadora para animales neonatos y especies exóticas, la cual les mantiene una temperatura constante en todo momento y permite la administración de fármacos inhalatorios dentro de la cámara.

Toda la hospitalización cuenta con luz natural y un amplio patio para las salidas periódicas de los animales hospitalizados, esto es especialmente importante para aquellas mascotas que requieren estar monitorizados varios días en la clínica ya que esto le permite encontrarse bastante más cómodos y que la recuperación sea más rápida.